En este momento estás viendo Memorial a los pilotos checoslovacos

En la zona de Klárov, al cruzar el Puente de Mánes, casi en la base del Castillo de Praga, se encuentra una estatua de un león alado. Es una de las estatuas más recientes colocadas en Praga, que conmemora a los aviadores checoslovacos que combatieron en la Royal Air Force (RAF) británica durante la segunda guerra mundial.

Si prefieres que te la enseñen, no te pierdas nuestro Free Tour Praga Imperial, donde te la explicaremos.

Memorial a los pilotos checoslovacos

Antecedentes a la estatua del león alado

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Praga dio el visto bueno en el año 2014, para la colocación de un memorial en relación a aquellos que estuvieron en la lucha contra el nazismo durante el periodo de la ocupación.

Tras la Conferencia de Múnich en 1938, la anexión de los sudetes alemanes y el nombramiento del Protectorado de Bohemia y de Moravia, muchos soldados checos decidieron exiliarse al igual que hizo su presidente Edvard Beneš en la ciudad de Londres. Allí se enrolarían en el ejército británico con la única intención de defender al mundo de la opresión nazi.

Las Legiones checas, se unirían al ejército polaco, al ejército francés a la Fuerza Aérea británica y el ejército británico. Varios escuadrones de la RAF servirían entre 1939 y 1945 bajo órdenes de Reino Unido. Por ejemplo, 89 Pilotos checos lucharon en la Batalla de Inglaterra en 1940, su más conocida participación, pero fueron en torno a 2.500 soldados los que llegarían a servir bajo mando inglés. Además de pilotos, había personal de tierra, administrativos o en las unidades de entrenamiento.

El diseño del Memorial a los Pilotos Checoslovacos

El diseño corrió a cargo de Colin Spofforth, que con bronce realizaría una figura de dos metros de altura representando la fortaleza como es el león, mientras que las alas señalan que los valientes soldados pertenecían al cuerpo de Aviación de la Fuerza Real inglesa.

Fue realizada en la fundición artística en Horní Kalná, en Hradec Králové. La base que soporta la estatua es de granito y vista en planta se asemeja a las insignias de la Fuera Aérea Checa. Incluso los remates en el revestimiento lateral replican el fuselaje de los aviones que se usaron durante la guerra. Además, en placas doradas se pueden leer los nombres de todos los héroes y su rango.

Se trató de un regalo al pueblo checo por parte de la comunidad británica, que costó alrededor de tres millones y medio de coronas, presentado el 17 de junio de 2014 en un acto ceremonial, con los familiares de los aviadores, veteranos de guerra y el nieto de Winston Churchill en persona, Sir Nicholas Soames.

Se pronunció un discurso en el que se incluyó la famosa frase del que fue Primer Ministro Británico: “Nunca se debió tanto a tan pocos”. A continuación, un Spitfire, el avión de un solo asiento utilizado por los británicos durante la guerra, hizo una pasada por encima de los asistentes.

Memorial a los pilotos checoslovacos león con alas

Ubicación del Memorial a los Pilotos Checoslovacos

Debido a que en las cercanías ya existía otro monumento relacionado, en este caso la bandera a los caídos por la Segunda Guerra Mundial, era el punto idóneo para ubicar este nuevo memento mori, a los héroes que entregaron sus vidas en el aire en la lucha contra el nacionalsocialismo alemán.

Si bien, el Instituto Checo de Patrimonio Nacional ha puesto algunas pegas por considerar que no es compatible un monumento de estas características con esa zona de Praga, con excusas de que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo cierto es que el lugar elegido es sencillamente perfecto.

No es el único memorial que recuerda la participación checa en la segunda guerra mundial, ya que el más famoso de Praga se encuentra en la ciudad nueva, en la Cripta de la Iglesia de San Cirilo y Metodio, conmemorando a los paracaidistas que atentaron contra Reinhard Heydrich durante la Operación Antrophoide.

Placas de la escultura del león alado

El origen de la escultura se acredita a Euan Edworthy, ciudadano inglés que ha residido durante mucho tiempo en tierras checas, cuyo padre sirvió en la Real Fuerza de Aviación inglesa, junto con el agregado de defensa del Reino Unido, el coronel Andrew Shepherd.

En la base de la estatua, debajo de la cabeza del león hay dos escalones con tres placas doradas. En la de arriba se puede leer:

“Él lucha por la libertad, uno de los hijos de la libertad solitario en su esfera aérea de azul y bronce”

William Kean Seymour 1887-1975

En las placas inferiores e pueden leer una cita en checo y en inglés, cuya traducción sería:

“Este monumento es un gesto de gratitud perenne de la Comunidad Británica por los 2500 efectivos checoslovacos que sirvieron con la Real Fuerza Aérea Británica entre 1940 y 1945, por la libertad de Europa. Muchos de ellos fueron perseguidos después por el régimen comunista en Checoslovaquia”

Estatua león con alas praga

Breve historia de la aviación Checoslovaca

Segunda Guerra Mundial

Periodo de posguerra y Comunismo soviético

Tras el régimen comunista

¿Dónde está el Memorial a los Pilotos Checoslovacos?

MONUMENTOS CERCANOS

Puente de Mánes
Qué ver en Praga

Puente de Mánes

Desde la plaza de Jan Palach, entre el Puente de Carlos y el Puente de Svatopluk Čech, se levanta este puente modernista construido entre 1911

LEER MÁS
Meones de Kafka Praga
Qué ver en Praga

Meones de Kafka

Esta estatua dinámica a la entrada del Museo de Franz Kafka atrapa las miradas de cientos de viajeros. Dos personas, de 2,10 metros de altura,

LEER MÁS